Menéame

viernes, 17 de julio de 2009

Mauricio Montesdeoca Martinetti | El justiciero


Gran oferta de Godaddy para comprar un dominio punto com

Justicia Poética: El inglés Thomas Rymer, acuñó esta curiosa locución en el siglo XVII, “poetic justice” la llamó. Con ella intentó expresar que si bien en la vida real no siempre –o casi nunca- se da la verdadera justicia, en literatura sí es posible conseguirla al menos de forma "ficticia".


Falleció el justiciero de manabí, su historia trágica nació un 28 de diciembre de 1997 cuando tres encapuchados entraron a su casa y asesinaron a sangre fría a sus dos hermanos Nicola (35) y José Rey (30), se presume que por una deuda de drogas, junto a ellos mueren dos amigos mas.






Mauricio en ese entonces de 27 años se salva milagrosamente de aquella masacre al esconderse en el baño de su casa, su vida cambió para siempre luego de aquella tragedia:

"El vacío que siento en mi corazón, producto de la matanza de mi familia, es indescriptible, por eso me he dedicado a luchar contra la delincuencia, para evitar que más gente sienta lo que yo vivo diariamente".
En una entrevista concedida a la revista D7 en agosto del 2008, Mauricio declaró que la muerte de sus hermanos:

"Me llenó de un dolor incomprensible y de una insaciable sed de venganza".
"Por mi experiencia estoy convencido de que esta criminalidad de Manabí es cambiante, sanguinaria y sin límites, y para combatirla se necesita mano dura, sin contemplaciones, eliminando sus bases"
"Es un dolor muy grande mezclado con rabia y por eso he dedicado mi vida a luchar contra la delincuencia, librar una guerra para que la gente no sufra lo que estoy pasando"



Luego de aquellas muertes Mauricio parte hacia EEUU donde residen su madre y hermana para luego ir a Israel donde se especializó en armas y milicia.

Durante años se escuchó aquella leyenda en donde la justicia se impartía por mano propia, la historia era conmovedora y escalofriante a la vez, mas de 80 asesinatos fueron cometidos en Manabí a manos del justiciero, el cual como marca particular solía dejar un cartel con su firma:

El apelativo de "El Justiciero" se popularizó con la muerte de Daniel Bravo Pisco, conocido como “Chani”. Su cuerpo, encontrado en la provincia de Bolívar, yacía junto a un cartel que decía: “El Justiciero”.

A finales de julio del 2006, aparecen cuatro cadáveres en Manta con un cartel que decía: "Ha llegado el tsunami para los secuestradores. El Justiciero". El 4 de agosto de 2006, Montesdeoca sale parcialmente del anonimato.

Todos los asesinatos ocurridos con la firma de: "El Justiciero" fueron relacionados claramente con el hampa y el narcotráfico.

Montesdeoca, para completar su leyenda, es famoso también porque su nombre apareció en la lista de los ecuatorianos fallecidos en los atentados a las Torres Gemelas de Nueva York, el 11 de septiembre de 2001.


"Mira, El Justiciero es una leyenda urbana, un mito. Es un superhéroe. El pueblo le necesita".





El ‘Justiciero’ murió de trece disparos durante emboscada


click en la imagen para agrandarla


Trece heridas de bala se contabilizaron tras la autopsia realizada al cuerpo de Mauricio Montesdeoca Martinetti, quien fue asesinado alrededor de las 00:10 del miércoles cuando ingresaba en su vehículo Nissan Pathfinder con su chofer a la urbanización Ceibos del Norte, en Portoviejo, donde residía.

Entre ocho y doce individuos se bajaron de dos camionetas doble cabina color gris para disparar a Montesdeoca, quien en ese momento no tenía su tradicional chaleco antibalas que siempre llevaba desde que se lo acusó en Manabí de ser el presunto Justiciero, una persona dedicada a asesinar a sujetos con antecedentes penales.

Así lo informaron testigos del hecho, quienes prefirieron mantener sus nombres en reserva. Tras el crimen, se contaron 44 orificios de bala en el vehículo que ocupaba Montesdeoca, quien se postuló para la Alcaldía de Portoviejo en los últimos sufragios y, anteriormente fue candidato a asambleísta provincial en representación del movimiento Justicia Libertaria Alfarista.

Los guardias de la ciudadela, ubicada en el norte de Portoviejo, apenas se protegieron de las ráfagas que despertaron a los vecinos del lugar. Uno de ellos, quien prefirió el anonimato, declaró en varios medios radiales que Mauricio Montesdeoca quiso repeler el ataque, pero los primeros balazos hirieron su pierna derecha, lo cual hizo que el ex candidato cayera. “Allí fue que lo remataron sus asesinos”, relató este testigo.

Mientras que el chofer del denominado Justiciero, Luis Espinoza Espinoza, resultó con heridas de bala en el codo y mano derechos.

Luego de los disparos llevaron a Montesdeoca hasta la clínica de Solca, ubicada a pocos metros de donde se registró el asesinato.

Con vida



Un amigo de la víctima indicó que Montesdeoca llegó con vida a la clínica e incluso expresó que le dolía la pierna.

Pero el personal médico de Solca informó que falleció a las 00:30 del miércoles.
Antes del crimen, Mara Barcia, suegra del occiso, indicó que Montesdeoca mantuvo una reunión la tarde de ayer en el hotel Ejecutivo, para conformar un plan con el que se buscaba repeler la inseguridad en Portoviejo.

Los guardias del lugar se percataron de que una camioneta doble cabina Chevrolet D-Max rondaba en forma sospechosa las calles céntricas donde se ubica el hotel Ejecutivo, por lo que alertaron a Montesdeoca de ese particular.

“Estábamos con mi nieta pasando por el Parque de la Madre cuando nos llamó y dijo que nos iba a recoger, pero luego la niña empezó a llorar así que decidimos regresar a la casa por nuestra cuenta”, explicó Barcia.

Según reportes médicos de la clínica de Solca, el proyectil que provocó la muerte de Montesdeoca fue uno que ingresó a la altura del pulmón. Sin embargo, no se especificó qué otras partes del cuerpo recibieron impactos de bala.

Evidencias


click en la imagen para agrandarla


Mientras Mara Fernanda Solórzano Barcia, cónyuge de Montesdeoca, hacía el reconocimiento del cadáver, en las afueras de la ciudadela Ceibos del Norte, agentes de la Policía Judicial realizaron el levantamiento de los casquillos de fusil y nueve milímetros que se encontraron y otros que, según agentes de Criminalística, deducen fueron recogidos por curiosos que llegaron al sitio.

Incluso las paredes de los accesos de esta ciudadela presentan orificios.

En tanto, el chofer fue llevado en primera instancia al hospital Verdi Cevallos, de Portoviejo, en donde recibió las primeras atenciones; sin embargo, después fue trasladado hasta la clínica San Antonio, de esta misma ciudad, donde se recupera bajo resguardo policial.

Pasadas las 03:15 de ayer, el cadáver de Montesdeoca fue trasladado desde la Clínica de Solca al centro funerario Jardines de la Paz, donde era velado por familiares y amigos.


Armas de uso oficial en muerte del "Justiciero"




Unos, sigilosos prefieren no hacer comentarios y se limitan a observar, mientras que otros, en las afueras de la Funeraria Jardines de Manabí, en el centro de Portoviejo, expresan su pesar y se lamentan por el asesinato del denominado Justiciero, Mauricio Montesdeoca Martinetti, ocurrido la madrugada del miércoles pasado.

Los comentarios en torno a esta muerte fueron diversos ayer en Portoviejo, su ciudad natal, y donde supuestamente vengó la muerte de sus dos hermanos (Nicola y José) y dos amigos, múltiple crimen del que Montesdeoca fue testigo, y que aconteció en el portal de la vivienda donde residía, en diciembre de 1997.

En ese entonces, a sus 27 años, Montesdeoca se salvó de morir al estar al interior de su casa cuando tres encapuchados cometieron los asesinatos.

Pero casi doce años después, allegados y familiares observaron, alrededor de las 09:00 de ayer, cómo se trasladaba el féretro con el cadáver de Montesdeoca de la funeraria hasta el cementerio general de Portoviejo, donde el médico legista Vicente Párraga realizó la autopsia pericial.

Una lesión en la vena aorta fue la causa de su muerte tras recibir trece disparos, que en su mayoría presentaron orificios de entrada y salida, manifestó Párraga.

Balas de fusil


También se determinó que en el asesinato se usaron armas (fusiles) de uso exclusivo de las fuerzas del orden, lo que causó preocupación en Edwin Báez, comandante provincial de Policía, quien negó que esta institución esté involucrada en el crimen.

Las dudas se presentaron debido a que Montesdeoca mantuvo enfrentamientos verbales constantes con uniformados del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) y los comandantes de la Policía de turno en la provincia, desde el 2006.

Montesdeoca acusó a uniformados como Luis Martínez, oficial del GOE, de estar involucrados con la banda "Los Choneros", y hasta los responsabilizó de su posible muerte.

Ante lo acontecido, el fiscal Edwin Zambrano, quien inició el proceso de indagación previa, espera el apoyo de los familiares del occiso para esclarecer los hechos.

Representantes de la familia del asesinado informaron que la viuda, María Fernanda Solórzano, se encargará de denunciar el caso ante la Fiscalía, y que se determinó como su abogada a Gelena Solórzano.

En tanto, creció la expectativa en las afueras de la Funeraria cuando, alrededor de las 13:50, retornó el féretro al centro de velación.


Fue sepultado como un líder





“Es Mauricio el pueblo, El Justiciero llegó”, era parte de la canción con un volumen que se podía escuchar hasta una cuadra y que sonaba en forma de regueton. Mientras el ataúd donde iba el cadáver de Mauricio Montesdeoca Martinetti era sacado de la funeraria por sus mejores amigos.

El portovejense fue asesinado a las 00h10 minutos del martes con 13 impactos de bala en diferentes partesdel cuerpo. Antecedía el cortejo fúnebre una plataforma llena de rosas, decorada con los colores rojo y azul, los mismos que le sirvieron para promocionar el Movimiento Justicia Libertaria Alfarista.

Lorenzo Delgado era quien conducía el vehículo. Él recordó que meses atrás en ese mismo armazón Mauricio cerró su campaña política.

El cortejo fúnebre de Mauricio Montesdeoca recorrió varias calles antes de llegar a la Catedral de Portoviejo.

En el trayecto se observó a una gran cantidad de personas, que desde los vehículos, negocios, balcones, ventanas y terrazas despedían a quienes para muchos fue un ícono de la lucha contra la inseguridad.

El tránsito se paralizó y los fashes de las cámaras caseras no cesaron de dispararse. Muchos no sólo quisieron guardar en sus mentes aquel instante, sino también en fotos que prolongarán ese momento.

Jéssica Moreira, quien iba en una pasola, lloraba desconsoladamente, su esposo también se notaba afligido. Estas escenas se repitieron constantemente.

Por un momento el volumen de la música disminuyó, los restos de Mauricio estaban frente a la Fiscalía, en la calle Olmedo. ¡Justicia!, ¡Justicia!, ¡Justicia!, queremos ¡Justicia!, gritaban las personas que acompañaban el féretro. El pueblo unido jamás será vencido, también fue coreado, así como el ¡viva Mauricio!.

Un borrachito dijo unas malas palabras en contra de las autoridades y los testigos le pidieron que se calme.

El luto se sintió en Portoviejo.

En la iglesia


El féretro de Mauricio quedó frente al púlpito. El sacerdote Edmundo Viteri presidió la plegaria. Unas tres mil personas se aglomeraron en la Catedral para escuchar una corta liturgia.

Antes de escuchar el sermón los presentes tuvieron que persignarse. "Basta de muertes, basta de venganzas, quien pierde con la muerte de Mauricio, pierde la humanidad, dijo el sacerdote.

Prosiguió señalando hágamos un acto de fe y esperanza, recemos con el corazón y pidamos a Dios por su salvación. Mientras, de fondo se escuchaba una suave melodía que invitaba a darse la paz, paradójicamente, mientras las personas se apretaban las manos tres palomas de color negro revolotearon en la parte alta de la iglesia. Quienes vieron el suceso dijeron que ese era un mal presagio.

En el cementerio


Terminada la misa, la caja de dos metros de longitud, donde Montesdeoca descansará eternamente, fue retirada de la Catedral y subida a la plataforma con destino al cementerio Jardines de Manabí. En este camposanto, María Fernanda Solórzano, lloró desconsoladamente sobre el cuerpo de su esposo. Queremos paz dijeron sus allegados, quienes lanzaron al aire dos palomas blancas que no quisieron volar. Así, a las 18h53 minutos el cuerpo de "El Justiciero" fue sepultado.


Movimiento de Justicia Libertaria Alfarista de Manabí



Cuando fue candidato a Alcalde de Portoviejo, "El diario" entrevistó a Mauricio Montesdeoca y recabó de él algunas impresiones sobre su actividad política y parte de su vida privada. En dicho diálogo, Mauricio dijo que Portoviejo sólo cambiará cuando se ejecute una política de seguridad y de combate a la corrupción en todos los ámbitos. Su propuesta de campaña fue hacer de Portoviejo una ciudad segura, sin delincuencia y con obras que magnifiquen a la ciudad para que se convierte en un polo de desarrollo a nivel nacional. A continuación algunas preguntas que se le formuló al hoy extinto candidato:


Mauricio Montesdeoca usa ropa policial: un chaleco con la palabra SWAT, botas negras, guantes, pantalones militares. Del cuello le cuelga un collar con una cabeza pequeña de Eloy Alfaro, un revolucionario político local del siglo XIX que llegó a ser presidente.

No se esfuerza demasiado por esconder una pistola en su cintura. "Tengo que defenderme. Han intentado asesinarme varias veces en esta campaña. La Policía, además, me ha negado protección", asegura con tranquilidad. Redway sonríe. Marquitos, el guardaespaldas personal de Mauricio, corrobora las palabras con las cejas.

Mauricio Montesdeoca -37 años, aspecto robusto, alto- continúa hablándome del plan político del Movimiento de Justicia Libertaria Alfarista, inspirado en la figura de Alfaro. "Quiero combatir la impunidad y la corrupción. Mi propuesta de seguridad integral está basada en tres ejes: seguridad jurídica, económica y ciudadana. Quiero incluir estos puntos en la nueva Constitución. Estoy a favor de la pena de muerte para asesinos y políticos corruptos, siempre que se despoliticen las Cortes", afirma en tono afable. Silencio.


El Diario.: ¿Cuál es su mayor virtud?
Mauricio Montesdeoca.: Arriesgar la vida por los demás.

E.D.: ¿Cuál es su mayor defecto?
M.M.: El mismo que la virtud.

E.D.: ¿Cómo se define?
M.M.: Un líder incansable.

E.D.: ¿Qué quería ser cuando era niño?
M.M.: Policía.

E.D.: ¿Por qué entró a la política?
M.M.: Por la corrupción que hay en el cantón, mujeres, niños y adultos mayores no pueden caminar por los parques, plazas y calles céntricas.

E.D.: ¿Qué hace en sus ratos libres?
M.M.: Escucho música y veo Discovery Channel.

E.D.: ¿Qué le molesta?
M.M.: La pobreza que está inundando la zona rural y barrios marginales de Portoviejo, y que las mismas familias de siempre le han mentido a las personas en época de elecciones.

E.D.: ¿Cómo se ve de aquí a 10 años?
M.M.: Candidato a la Presidencia de la República del Ecuador.

E.D.: ¿Qué le conmueve?
M.M.: Me conmueven las expresiones del pueblo, en los barrios marginales de Portoviejo, ver la realidad en las caras de las mujeres, niños y adultos mayores.

E.D.: ¿Cuáles son sus sueños?
M.M.: Un Portoviejo seguro y moderno, verde, con orden y limpieza .

E.D.: ¿Por qué quiere ser alcalde?
M.M.: Para ver a Portoviejo como la verdadera capital.








Fuentes:

Una carta para Gaby | Asesinato de Mauricio Montesdeoca Martinetti. (El Justiciero)

Con 13 tiros, "El Justiciero" cae en su ley

CRE | "El Justiciero" rompe su silencio

Acribillan al “Justiciero”

Publico | El Justiciero

El Universo | "El Justiciero" se atribuye asesinatos de supuestos delincuentes en Manabí

El Universo | ‘Justiciero’ en recorrido después de aprehensión

El diario | Recobró la libertad el candidato Mauricio Montesdeoca

El diario | El Justiciero: ¿héroe o villano?

Diario Hoy | Crucita: paraíso convertido en infierno

El diario | "El Justiciero" mostró su rostro y siguió acusando

El diario | "quiero un portoviejo seguro"

El diario | Exclusiva: La última entrevista de Montesdeoca

El diario | Fue sepultado como un líder

Diario Hoy | La leyenda de El Justiciero continúa viva




Ver también:

Tributo al justiciero de Manabí | Si quieres sangre, la Tienes





Comenta en este post, van 4 comentarios:

  1. Lo conoci desde que era un adolecente es de mi generacion en Portoviejo, era un muchacho muy tranquilo...Era muy amigo del primo de el...

    ResponderEliminar
  2. Dicen que hay un nuevo justiciero, pero es de Chone

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. la polisia con los choneros esos lo mataron

      Eliminar

Al comentar, aceptas las condiciones de uso del disclaimer.

Si deseas, también puedes comentar en una página aparte.




Donaciones con paypal

| Burla la censura: Tor, Hotspot Shield, ProXPN o Ultrasurf |
| Ibsn legal codes: 23-11-1978-00 | 23-11-1978-01 | 23-11-1978-02 |
| Mcn legal codes: wca5f-01025-51cec | b6edy-1vtl9-guw8g | wrvcj-x2s4d-ya9ue |
| Comentarios, opiniones y sugerencias enviar a: webmaster@laplegariadeunpagano.com |
| La plegaria de un pagano ™ © ® 2007 - 2012 | licencia creative commons 3.0 | algunos derechos reservados |

Versión para teléfono movil Foro Sugerencias Twitter Facebook Facebook