Tengan cuidado… la Empresa Eléctrica se contagió de la ineficiencia estatal, como ya todos sabemos dejó de ser empresa privada y pasó a manos del estado Ecuatoriano, este cambio debió haberla afectado tanto que ahora te quiere cobrar lo que ya pagaste.

Mi familia está mas indignada que nunca, resulta que nos ha llegado una planilla de pago “ATRASADA” del mes de enero, pese a que si la pagaron y hasta tenemos el respectivo recibo de cancelación ¿que pasó?, pues yo como siempre ante este tipo de errores tan convenientes comienzo a sacar conjeturas y elucubraciones malsanas como dirían muchos socialistas ¡pero díganme Ustedes!, si habemos tres millones de Guayaquileños, imagínense que les lleguen planillas fantasmas a solo quinientos mil y que reclame solo un cincuenta por ciento de esa cantidad ¿a donde va la plata que les cobraron a los que si se dejaron entucar?.

Esos cálculos cojudos que hago no significa que un robo por estadísticas y porcentajes no se pueda dar (mensualmente) ¿y quien se lleva ese billete?, bahhhh… ahí es cuando yo con mi conspiranoica mente enseguida acuso a los lamevergas del Gobierno ¿y a quienes mas?, seguramente Rafiquín se lleva su buena tajada.

En mi casa nadie quiere hacer problemas, muchos aquí opinan que lo mejor es pagar aquella misteriosa deuda tomando en consideración que el monto no es tanto y que sale mas barato pagarla que ir a hacer cola y protestar, pero yo no estoy de acuerdo con esa “genial idea” por que si solo pagamos para evitar los engorrosos trámites de reclamo alguien más se llevará nuestro dinero y vivirá feliz a costa del robo.

Quizá crean que es un asunto de envidia o la actitud del típico picado que como vive amargado quiere amargar al resto en su felicidad ¿si verdad…?, pues crean lo que se les antoje que me importa un bledo, no es posible que yo viva con el gasto al mínimo y contando mis pocas y patéticas monedas mientras un longo de mierda – burócrata hijo de puta viaja al caribe a chupar margaritas a punta de robarse el dinero del resto.

Hoy mismo me toca hacer cola e ir a putearles la madre a algunos cuantos soplavergas por quererme cobrar lo que chucha yo “ya pagué”, pilas con los noticieros, quizá salga en las noticias por hacer escándalo en la vía pública.

Hijos de su madre, ¡hoy me van a conocer por la gran puta…!