Menéame

jueves, 22 de julio de 2010

Simón Bolívar y Manuela Sáenz | Desnudando la hipocresía de la mujer Quiteña


Gran oferta de Godaddy para comprar un dominio punto com

Luego de demostrar las incosistencias y los absurdos existentes en el matrimonio post mortem entre Manuela Sáenz y Simón Bolívar llevado a cabo por Rafael Correa y Hugo Chávez, les traigo cierta información complementaria que muestra la personalidad de Manuelita como lo que realmente fue.

Leer: Bolívar y Manuelita | Prostituyendo la memoria de Sáenz

Pero antes de eso considero imperativo esforzarse por entender completamente el concepto de denegación Freudiana:

Denegación: La enunciación, bajo una forma negativa, de un pensamiento reprimido, que a menudo representa la única forma posible de retorno de lo reprimido, a partir de la cual Freud elaboró una teoría importante referida a la constitución del yo. Para el psicoanálisis (S. Freud, Die Verneinung, 1934), la negación está ligada a la represión. Pues, si niego algo en un juicio, significa que preferiría reprimirlo, siendo el juicio el sustituto intelectual de la represión. El paciente que, acerca de una persona que aparece en su sueño, dice que no es su madre, lo lleva a Freud a concluir: por lo tanto, es su madre.


Manuela fue una engreida Quiteña ambiciosa muy deseosa de poder y reconocimiento, en las siguientes cartas verán como la ridiculez juega a sus anchas en una relación enfermiza y siniestra, llena de mentiras, engaños, traiciones, hipocresías, consuelos, cursilerías, idealizaciones, crueldades, burlas, denegaciones, falsedades e incluso hasta risibles amenazas de suicidio, podremos ver además la esencia de la mujer Quiteña, traicionera e hipócrita por naturaleza cuando le dice a su esposo una cosa y oculta otra que solo a su amante confiesa, manteniendo a los dos (esposo y amante) en una triangulación perversa propia solo de verdaderos psicópatas.

Es evidente la estructura psíquica de un Bolívar muy obsesivo (quizá eyaculador precoz) y una Manuela extremadamente histérica (quizá frígida) formando la pareja ideal propia de cualquier libro de psicología, donde está escrito que la pareja perfecta de un obsesivó será siempre una histérica y viceversa.

Un ejemplo claro de una relación de este tipo la vemos en la película: Holy smoke (1999), donde actúan Kate Winslet y Harvey Keitel, aquí un resumen de la misma donde se ve como la típica histérica hace de las suyas:

El obsesivo y la histérica: la pareja ideal: "Ruth es una joven australiana que durante un viaje por la India conoce a un gurú que la "ilumina" y decide quedarse a vivir allí encomendándose a su servicio. La familia desesperada comisiona a la madre para que viaje y la traiga de vuelta haciéndole creer que su padre está muriendo y desea verla. La chica regresa, y para cuando se advierte del engaño ya ha aparecido en escena P. J. Waters, una suerte de psicólogo conductista especializado en "desprogramación". Para llevar a cabo su tarea convence a Ruth y a su familia de que deben pasar tres días en una casa en medio del desierto, completamente solos.

No va a pasar mucho tiempo antes de que las frágiles mascaradas comiencen a resquebrajarse. El pacífico humanismo de Ruth va a virar hacia el odio y el eficiente pragmatismo y la abstinencia profesional de P. J. va a mostrar las grietas de su impostura, que terminará de derrumbarse cuando ella se le aparezca desnuda y angustiada a pedirle ayuda. Terminarán encamándose como dios manda (con perdón del Papa y sus adláteres). Y como el que manda es dios, la torpeza y el nerviosismo harán lo suyo para que la cosa acabe pronto. Ejaculatio praecox. La chica se mostrará decepcionada y el hombre creerá haber tocado el cielo con las manos.

Discusiones, peleas, dimes y diretes. Ambos están fascinados por lo que les pasa. Ruth se sustrae y P. J. se humilla. Finalmente se separan. P. J. vuelve con su esposa e hijos. Ruth viaja a la India con su madre. Intercambian cartas en las cuales afirman amarse profundamente. El más que a su mujer. Ella dice que su novio está celoso de él. El la eleva a la dignidad de una gurú, ubicándola como objeto imposible. Para ella su novio será poca cosa en comparación a P. J.

Como imposible o insatisfecho, el obsesivo y la histérica forcejean desesperadamente con su deseo para intentar sostener su creencia de que hay relación sexual. Para eso sólo hay que dejar de coger. No es el único, pero sí uno de los más eficaces y usuales procedimientos. El amor puro y a distancia es el mejor remedio, ya sea que el objeto se llame dios, baba, Freud..."


Click en la imagen para agrandarla


Análisis de las cartas entre Simón Bolívar y Manuela Sáenz:
(Analizadas cronológicamente)


Primer análisis:

Insegura del amor que Bolívar juró profesarle (sabiéndose una más de tantas mujeres amantes del dictador), intenta autoconvencerse de aquel sentimiento:

- "En la apreciable de Ud. fecha 22 del presente, me hace ver el interés que ha tomado en las cargas de mi pertenencia".

Primera carta:

"Quito, 30 de diciembre de 1822

(A.S. E. El Libertador) Incomparable amigo mío:

En la apreciable de Ud. fecha 22 del presente, me hace ver el interés que ha tomado en las cargas de mi pertenencia. Yo le doy a Ud. las gracias por esto, aunque más las merece Ud. porque considera mi situación presente. Si esto sucedía antes que estaba más inmediata, ¿qué no será ahora que está más de sesenta leguas de aquí? Bien caro me ha costado el triunfo de Yacuanquer. Ahora dirá Ud. que no soy patriota, por todo lo que voy a decir. Mejor hubiera querido triunfar yo de él y que no haya diez triunfos en Pasto.

Demasiado lo considero a Ud. lo aburrido que debe estar en ese pueblo; pero por desesperado que Ud. se halle, no ha de estar tanto como lo está la mejor de sus amigas que es

Manuela "


Imagen de la primera carta:

Click en la imagen para agrandarla


---------------------------------------------------------------------------------------------------


Segundo análisis:

Analizando la carta y tomando al psicoanálisis como referente desde el concepto de la denegación, vemos como el inconsciente de Bolívar habla y muestra que sus intenciones eran meramente placenteras:

- "Cuando tú eras mía yo te amaba más por tu genio encantador que por tus atractivos deliciosos".

Como buen pícaro que fue, Bolívar le dejó siempre bien en claro que sus intenciones con ella eran intrascendentes y que a la larga ella debía regresar con su marido:

- "En lo futuro tú estarás sola aunque al lado de tu marido. Yo estaré solo en medio del mundo".

Segunda carta:

Carta de Bolívar a Manuela:


"Ica, 20 de abril de 1825

Mi bella y buena Manuela: Cada momento estoy pensando en ti y en el destino que te ha tocado. Yo veo que nada en el mundo puede unirnos bajo los auspicios de la inocencia y el honor. Lo veo bien, y gimo de tan horrible situación, por ti; porque te debes reconciliar con quien no amabas; y yo porque debo separarme de quien idolatro!!! Sí, te idolatro hoy más que nunca jamás. Al arrancarme de tu amor y de tu posesión se me ha multiplicado el sentimiento de todos los encantos de tu alma y de tu corazón divino, de ese corazón sin modelo.

Cuando tú eras mía yo te amaba más por tu genio encantador que por tus atractivos deliciosos. Pero ahora ya me parece que una eternidad nos separa, porque mi propia determinación me ha puesto en el tormento de arrancarme de tu amor, y tu corazón justo nos separa de nosotros mismos, puesto que nos arrancamos el alma que nos daba existencia, dándonos el placer de vivir. En lo futuro tú estarás sola aunque al lado de tu marido. Yo estaré solo en medio del mundo. Sólo la gloria de habernos vencido será nuestro consuelo. El deber nos dice que ya no somos más culpables!! No, no lo seremos más.

Bolívar "


Imagen de la segunda carta:



---------------------------------------------------------------------------------------------------


Tercer análisis:

Luego de abandonar su matrimonio para caer rendida en los brazos del mujeriego Bolívar y ante las repetidas cartas de su esposo rogando por su retorno, Manuela toma una actitud realmente reprochable, aun mucho mas que sus acciones previas, en una carta escribe a su esposo y lo compara con Bolívar diciendo:

- "dejar a usted por el general Bolívar es algo; dejar a otro marido sin las cualidades de usted, sería nada".

- "¿Y usted cree que yo, después de ser la predilecta de Bolívar, y con la seguridad de poseer su corazón, preferiría ser la mujer de otro, ni del Padre, ni del Hijo, ni del Espíritu Santo, o sea de la Santísima Trinidad?"

Existe en ella un sórdido cinismo al mentir, manipular y engañar a su esposo, no sin antes sentenciar su destino luego de la muerte:

- "Déjeme usted en paz, mi querido inglés. Hagamos otra cosa. En el cielo nos volveremos a casar, pero en la tierra no."

Ella no hizo ningún convenio, para que algo así se de, debe haber una negociación de por medio y en toda negociación hay sacrificios, pérdidas y ganacias de ambas partes, lo único que ella hizo fue imponer su absoluta voluntad.

"¿Cree usted malo este convenio? Entonces diría que usted es muy descontentadizo".

Se burla del lugar de procedencia de su esposo, haciendole ver que definitivamente falló como amante:

- "porque la vida monótona está reservada a su nación, en amor se entiende".

- "El amor les acomoda sin entusiasmo".

Se burla nuevamente como antes, pero cada vez es mas descarada y sinverguenza:

- "me río de mí misma, de usted y de todas las seriedades inglesas".

Algo quizá se pueda rescatar en Manuela como excusa a sus acciones si analizamos una denegación presente a continuación: Aparentemente el trato formal que su esposo Inglés le ofrecía era percibida por Manuela como una tiranía aun sin serlo (entendible no justificable, para eso está la comunicación), pero luego ella le reprocha haber sido en extremo celoso, ¿eso quiere decir que todas sus acciones fueron por venganza?, ¿si fue así, donde está el amor puro y revolucionario entre Bolívar y Manuela?.

- "Pues los ingleses me deben el concepto de tiranos con las mujeres, aunque no lo fuese usted conmigo, pero sí más celoso que un portugués".

En una nueva denegación vemos claramente como Manuela se burla de su esposo, y mientras ríe... escribe (hace uso además del sarcasmo):

- "Formalmente y sin reírme, y con toda la seriedad, verdad y pureza de una inglesa, digo que no me juntaré jamás con usted".

Miente sobre su fe y creencias:

- "Usted anglicano y yo atea, es el más fuerte impedimento religioso".

Lo mas triste del asunto no es la forma como trató a su legítimo esposo sino como luego le reenvió a Bolívar una copia y le agregó:

- "Hay que advertir que mi marido es católico y yo jamás atea; solo el deseo de estar separada de él me hacía hablar así".

¿Porque Bolívar tenía que leer una carta tan íntima?, ¿no se cansó Manuela de serle deseal a quien la amaba sino que además debía serle cruel?, ¿si se fue en silencio, no hubiese sido mejor guardar silencio por siempre?, quizá la intención de Manuela fue atar aun más a Bolívar e intentarlo convencer de su gran amor por el, pero la enorme astucia y experiencia del dictador hizo que no cayera en su juego (al menos no del todo). Manuela mostró además de deslealtad una enorme crueldad (sadismo) hacia con quien llevaba un lazo de supuesta amistad (matrimonio eclesiástico).

Demasiado fácil hubiese sido para Simón Bolívar siendo en ese entonces el dictador mas poderoso de América y quizá hasta del mundo entero lograr al disolución eclesiástica del matrimonio de Manuela, sin embargo nunca lo intentó...

Bolívar guardó siempre el luto por su esposa fallecida hace muchos años, prometiéndose a si mismo nunca mas volver a casarse con otra mujer, Manuela... por lo tanto, nunca significó nada mas que una simple amante como tantas que el poseía; quizá hasta ni le convenía casarse, así no tendría que cumplir obligaciones y votos de fidelidad cuando facilmente por su condición de dictador, gozaba de los mas dulces manjares femeninos que buscaban siempre consolar al desdichado hombre (ese quizá era su anzuelo).

Tercera carta:

Mientras tanto, por su parte, James Thorne envía reiterados llamados a su esposa, la requiere de vuelta. Ella responde:

"¡No, no, no más hombre, por Dios! ¿Por qué me hace usted faltar a mi resolución de no escribirle? Vamos, ¿qué adelanta usted sino hacerme pasar por el dolor de decirle mil veces no?

Usted es bueno, excelente, inimitable; jamás diré otra cosa sino lo que es usted. Pero, mi amigo, dejar a usted por el general Bolívar es algo; dejar a otro marido sin las cualidades de usted, sería nada.

¿Y usted cree que yo, después de ser la predilecta de Bolívar, y con la seguridad de poseer su corazón, preferiría ser la mujer de otro, ni del Padre, ni del Hijo, ni del Espíritu Santo, o sea de la Santísima Trinidad?

Yo sé muy bien que nada puede unirme a Bolívar bajo los auspicios de lo que usted llama honor. ¿Me cree usted menos honrada por ser él mi amante y no mi marido? ¡Ah!, yo no vivo de las preocupaciones sociales.

Déjeme usted en paz, mi querido inglés. Hagamos otra cosa. En el cielo nos volveremos a casar, pero en la tierra no.

¿Cree usted malo este convenio? Entonces diría que usted es muy descontentadizo.

En la patria celestial pasaremos una vida angélica, que allá todo sería a la inglesa, porque la vida monótona está reservada a su nación, en amor se entiende; pues en lo demás, ¿ quienes más hábiles para el comercio? El amor les acomoda sin entusiasmo; la conversación, sin gracia; la chanza, sin risa; el saludar, con reverencia; el caminar, despacio; el sentarse, con cuidado. Todas estas son formalidades divinas; pero que a mí, miserable mortal, que me río de mí misma, de usted y de todas las seriedades inglesas, no me cuadra vivir sobre la tierra condenada a Inglaterra perpetua Pues los ingleses me deben el concepto de tiranos con las mujeres, aunque no lo fuese usted conmigo, pero sí más celoso que un portugués.

Formalmente y sin reírme, y con toda la seriedad, verdad y pureza de una inglesa, digo que no me juntaré jamás con usted". Usted anglicano y yo atea, es el más fuerte impedimento religioso.

¿No ve usted con qué formalidad pienso? No; no y no.

Su invariable amiga,

Manuela".


Y envía una copia de esta carta a Bolívar, porque a su juicio debía conocer su decisión. Añade una nota:

"Hay que advertir que mi marido es católico y yo jamás atea; solo el deseo de estar separada de él me hacía hablar así".

Manuela, enamorada, viaja a Lima. No vuelve a su casa, con Thorne.


Imagen de la tercera carta:

Click en la imagen para agrandarla


---------------------------------------------------------------------------------------------------


Cuarto análisis:

Bolívar, luego de leer la carta de Manuela a su esposo, ríe de lo sucedido y lo califica de gracioso:

- "Lo que me dices de tu marido es doloroso y gracioso a la vez".

¿Alejandro Magno o Alejandro el de la esquina?, (lo que pasa es que entre grandes conquistadores había confianza). Es sabido que Bolívar era un hombre muy orgulloso y hasta megalómano, a continuación podrán ver, entre otras cursilerías, como gusta mencionar a Alejandro Magno, descontextualizando por completo el motivo de la carta (quizá lo hizo para impresionar a Manuela):

- "no sé cortar este nudo que Alejandro con su espada no haría más que intrincar más y más"

Cuarta carta:

Manuela le mandó a Bolívar copia de la carta enviada a su marido James Thorne, y Bolívar le contestó así:

"Plata, 26 de noviembre (1825).

"Mi amor: ¡Sabes que me ha dado mucho gusto tu hermosa carta! Es muy bonita la que me ha entregado Salazar. El estilo de ella tiene un mérito capaz de hacerte adorar por tu espíritu admirable. Lo que me dices de tu marido es doloroso y gracioso a la vez. Deseo verte libre pero inocente juntamente; porque no puedo soportar la idea de ser el robador de un corazón que fue virtuoso, y no lo es por mi culpa. No sé como hacer para conciliar mi dicha y la tuya, con tu deber y el mío: no sé cortar este nudo que Alejandro con su espada no haría más que intrincar más y más; pues no se trata de espada ni de fuerza, sino de amor puro y de amor culpable: de deber y de falta: de mi amor, en fin con Manuelita la Bella.

Bolívar"


Imagen de la cuarta carta:

Click en la imagen para agrandarla


---------------------------------------------------------------------------------------------------


Quinto análisis:

A continuación se muestra a un Bolívar displicente y distante, en una carta donde ni siquiera se tomó la molestia de escribirla por mano propia, le hace notar a Manuela que si tanto sufre vaya donde unos amigos de el (nunca la quiso tener a su lado, pese a las insinuaciones de ella):

- "En camino a esta villa, te escribí diciéndote, que, si queríais huir de los males que temes, te vinieses a Arequipa, donde tengo amigos que te protegerán. Ahora te lo vuelvo a decir".

Quinta carta:

"Potosí, 13 de octubre de 1825

Mi querida amiga: Estoy en la cama y leo tu carta del 2 setiembre.
No sé lo que más me sorprende: si él mal trato que tú recibes por mí o la
fuerza de tus sentimientos, que a la vez admiro y compadezco. En camino a esta villa, te escribí diciéndote, que, si queríais huir de los males que temes, te vinieses a Arequipa, donde tengo amigos que te protegerán. Ahora te lo vuelvo a decir.

Dispénsame que no te escriba de mi letra: tú conoces ésta. Soy tuyo de corazón.

Bolívar "


Imagen de la quinta carta:

Click en la imagen para agrandarla


---------------------------------------------------------------------------------------------------


Sexto análisis:

Manuela era casi analfabeta, poseía fuertes carencias intelectuales y a duras penas podía escribir:

- Quán sierto es que las grandes ausencias matan el amor: y aumentan las grandes paciones.

En las otras cartas no cometía tantos errores ortográficos porque un escribano las hacía, pero cuando escribió de su puño y letra el resultado fue espantoso (parece un mensaje de teléfono movil).

Sexta carta:

"Lima (?) 27 de noviembre 1825 (?) (A.S. E. El Libertador)

"Señor: estoy muy boba y enferma. Quán sierto es que las grandes ausencias matan el amor: y aumentan las grandes paciones. U. me tendría muy poco amor pues la grande separación lo acabó; pero yo qe por U. tube pación qe. esta la e conserbado pr. conserbar mi reposo y dicha, qe. ella existe y existirá mientras viva Manuela.

"El jeneral Sandes llegó y nada me trajo de U. ¿tanto le cuesta el escribirme? Si tiene U. que. aserse biolencia, no lo aga nunca. Yo salgo el 10 de diciembre (boy pr. qe. U. me llama) pe. después no me dirá que vuelva a Quito, pues más bien quiero morir que pasar pr. sinberguensa.

"Estoi con un gran dolor de cabesa y en cama me vio eljeneral Sandes.

Manuela"


Imagen de la sexta carta:

Click en la imagen para agrandarla


---------------------------------------------------------------------------------------------------


Séptimo análisis:

Bolívar fue un obsesivo compulsivo enamorado de una histérica (de libro) a la que idealizó (entronizó).

- "El altar que tú habitas no será profanado por otro ídolo ni otra imagen, aunque fuera la de Dios mismo".

Manuela fue una histérica que amenazó como todas con quitarse la vida:

- "No te mates".

Luego Bolívar se encarga de hacerle saber que no tiene tiempo para dedicarle ni puede corresponderla como ella desea:

- "no tengo tiempo para escribirte con letras chiquiticas y cartas grandotas como tú quieres".

Sin comentarios... (algo de humor negro):

- "Pero en recompensa si no rezo estoy todo el día y la noche entera haciendo meditaciones eternas sobre tus gracias y sobre lo que te amo, sobre mi vuelta y lo qué harás y lo que haré cuando nos veamos otra vez. 'No puedo más con la mano'".

Séptima carta:

"Ibarra, 6 de octubre (1826).

Mi encantadora Manuela:

Tu carta del 12 de setiembre me ha encantado: todo es amor en ti. Yo también me ocupo de esta ardiente fiebre que nos devora como a dos niños, Yo, viejo, sufro el mal que ya debía haber olvidado. Tú solo me tienes en este estado. Tú me pides que te diga que no quiero a nadie. ¡Oh! no, a nadie amo: a nadie amaré. El altar que tú habitas no será profanado por otro ídolo ni otra imagen, aunque fuera la de Dios mismo. Tú me has hecho idólatra de la humanidad hermosa o de Manuela. Créeme: te amo y te amaré sola y no más. No te mates. Vive para mí, y para ti: vive para que consueles a los infelices y a tu amante que suspira por verte.

Estoy tan cansado del viaje y de todas las quejas de tu tierra que no tengo tiempo para escribirte con letras chiquiticas y cartas grandotas como tú quieres. Pero en recompensa si no rezo estoy todo el día y la noche entera haciendo meditaciones eternas sobre tus gracias y sobre lo que te amo, sobre mi vuelta y lo qué harás y lo que haré cuando nos veamos otra vez. No puedo más con la mano. No sé escribir.

Bolívar"


Imagen de la séptima carta:

Click en la imagen para agrandarla


---------------------------------------------------------------------------------------------------


Octavo análisis:

Quizá en la carta a continuación podría darle la razón a Manuela, aunque claro... yo no soy muy humanista que digamos, ella supuestamente si, aquí una muestra mas del humanismo de Manuela Sáenz:

- "Este es el pensamiento más humano: que mueran diez para salvar millones".

Octava carta:

"28 de marzo 1828

Señor:

El correo pasado nada dije a Ud. sobre Cartagena por no hablar a Ud. cosas desagradables, ahora lo hago felicitándole porque la cosa no fue como lo deseaban; esto más ha hecho Santander no creyendo lo demás bastante para que le fusilemos. Dios quiera que mueran todos estos malvados que se llaman, Paula, Padilla, Páez, y de este último siempre espero algo. Seria el gran día de Colombia, el día que estos viles muriesen, éstos y otros son los que le están sacrificando con sus maldades para hacerlo víctima un día u otro. Este es el pensamiento más humano: que mueran diez para salvar millones.

Adiós, señor, hace cinco días que estoy en cama con fiebre que creía ser tabardillo pero ha cedido, y solo tengo ya poca calentura pero mucho dolor de garganta y apenas puede escribir su

Manuela"


Imagen de la octava carta:

Click en la imagen para agrandarla


---------------------------------------------------------------------------------------------------


Noveno análisis:

A continuación Bolívar comete otra denegación mas, aparentemente Manuela le pidió que se contacte con un tal señor Torres, y Bolívar aceptó, puede que en realidad no lo haya visto pero de todos modos existe algo de culpabilidad reprimida en Bolívar... quizá no hizo lo suficiente por encontrarlo, quizá los ofrecimientos hechos a Manuela no son tan importantes para el:

- "No falté a la oferta de la carta, pero no vi a Torres".

Novena carta:

"Bucaramanga, 3 de abril (de 1828)

Recibí, mi buena Manuela, tus tres cartas que me han llenado de mil afectos: cada una tiene su mérito y su gracia particular. No falté a la oferta de la carta, pero no vi a Torres, y la mandé con Ur., que te la dio. Una de tus cartas está muy tierna y me penetra de ternura, la otra me divirtió mucho por tu buen humor y la tercera me satisface de las injuria pasadas y no merecidas. A todo voy a contestar con una palabra más elocuente que tu Eloísa, tu modelo. Me voy para Bogotá. Ya no voy a Venezuela. Tampoco pienso en pasar a Cartagena y probablemente nos veremos muy pronto. ¿Qué tal? ¿no te gusta? Pues, amiga, así soy yo que te ama de toda su alma.

Bolívar"


Imagen de la novena carta:

Click en la imagen para agrandarla


---------------------------------------------------------------------------------------------------


Imagen de la portada del libro fuente:

Click en la imagen para agrandarla


Click en la imagen para agrandarla



Listo... espero que hayan disfrutado mucho con este post que les muestra las peripecias de esta absurda relación y la típica vileza, estupidez e hipocresía de la mujer Quiteña por todos nosotros ampliamente conocida.





Fuentes:

Entrevista al historiador Guayaquileño: Arq. Melvin Hoyos Galarza.

Libro: "Manuela Sáenz" por Eugenia Viteri (Biblioteca Municipal de Guayaquil. Cuadernos de divulgación cívica. Conmemoración permanente de conmemoraciones cívicas. Casa de la cultura Ecuatoriana "Benjamin Carrión", 2003)

Libro: "El padre y su función en el psicoanálisis" por Joel Dor (Edición N.-3: Marzo de 1998. Ediciones Nueva Visión SAIC. Tucumán 3218 (1189) Buenos Aires, República Argentina)

Tu analista | Denegación [o negación]

Psyche navegante | El obsesivo y la histérica: la pareja ideal.

La denegación | Die Verneinung (1925)



Comenta en este post, van 6 comentarios:

  1. Matrimonio POST-MORTEN??? Esa no me la sabia. Y es que este par de HIJOS de PUTA de chavez y correa no tienen un apice de verguenza, llegar a semejante desfachatez para llamar la atencion???

    En lugar de andar casando muertos correa deberia preocuparse de su mujer que esta vivita y segun decian las malas lenguas andaba feliz con su guarda espaldas.

    Matrimonio POST-MORTEN!!! CON RAZON LOS PAISES DESARROLLADOS PIENSAN QUE SOMOS UNA VERGA!

    Por la gran flauta, es que no me cabe en la cabeza que despues de todo lo que hacen este PAR DE CERDOS haya gente que todavia les apoye...seguidores de correa: QUE MIERDA TIENEN EN EL CEREBRO???!!! O es que DEL TODO NO SABEN PENSAR?

    Ni a los indigenas mas ignorantes, esos que no saben leer, esos pobres que a duras penas entienden los conceptos mas logicos, ni a ellos se le habria ocurrido semejante ESTUPIDEZ: matrimonio post-morten a eso se referiran los tarados que repiten como loros "la historia les juzgara"???

    Pobres retardados mentales, con razon correa es presidente del Ecuador.

    ResponderEliminar
  2. Estas son las cosas que deberian solucionar estos descendientes directos de los cerdos, FARC de vacaciones en Venezuela.

    Pongan atencion defensores del animal de Carondelet. Esto que esta haciendo Colombia con Venezuela es lo que habria pasado si Uribe la avisa al tonto que tenemos por presidente que iban a atacar a Reyes; Ecuador habria roto las relaciones con Colombia habria puesto el grito en el cielo, habria convocado a la Unasur, correa habria aparecido hablando webadas con algun revolucionaria de medio pelo al lado Y REYES QUEDABA VIVO, ni mas ni menos.

    Bien por Colombia en denunciarle al descerebrado de Chavez, todos lo sabemos, pero dudo mucho que ahi pase algo. La unica forma de borrarle la sonrisa cinica al puerco ese es que los Americanos de una buena puta vez hagan uso de su fama de Imperialistas y se metan a Venezuela y le arrastren al mal parido ese.

    Que les cuesta reflautas, si a la final ya tienen la mala fama ganada, vamos acaben con esa mierda, les aseguro que se deshacen del GORILA y correas, evos y demas se olvidan de la famosa defensa de los pobres porque se quiera reconocer o no, el unico que sostiene esa MIERDA es chavez, correa sin chavez VALE VERGA como revolucionario.

    Van a ver que sale a defender a capa y espada al Mico, ya debe estarse subiendo al avion para dizque actuar en nombre de la paz. Pobres Hijos de la gran Puta, como si no les conocieramos.

    Vamos Imperialistas ACABEN DE UNA BUENA PUTA VEZ CON ESTA MIERDA de REVOLUCION y DEJEN QUE LA HISTORIA LES JUZGUE ;-)

    ResponderEliminar
  3. Eso ya está próximo compañerito, las pruebas que ofreció Colombia al mundo, donde demostró que Venezuela protege a los guerrilleros, servirán para que los Estados Unidos los invadan en base a su política de hacerle la guerra al país que fomente el terrorismo mundial.

    ResponderEliminar
  4. Bien zorra esa longa de mierda, es evidente que solo fue un culito vago de Bolivar, a todas esas serranas les encanta la verga ajena porque sus maridos serranos no se las culean bien, que sucias esas longas!!!.

    ResponderEliminar
  5. LONGA DE MIEEEEEEERDA EN EL INFOERNO HAS DE ESTAR CULIANDO JUNTO AL MARICON DE BOLIVAR!!!!! (ELLA LE METE LOS DEDOS EN EL CULO A EL).

    ResponderEliminar
  6. Solo son una tira de misoginos hijos de la gran puta y cocha de su madre de la cual no salen de sus faldas vayan con sus aberraciones y represiones sexuales a la casa de la mismisima verga, pudo haber sido lo q sea pero mujeres como esas son las precursoras feministas de la defensa de los derechos humanos, soretes de 25mil putas.

    ResponderEliminar

Al comentar, aceptas las condiciones de uso del disclaimer.

Si deseas, también puedes comentar en una página aparte.




Donaciones con paypal

| Burla la censura: Tor, Hotspot Shield, ProXPN o Ultrasurf |
| Ibsn legal codes: 23-11-1978-00 | 23-11-1978-01 | 23-11-1978-02 |
| Mcn legal codes: wca5f-01025-51cec | b6edy-1vtl9-guw8g | wrvcj-x2s4d-ya9ue |
| Comentarios, opiniones y sugerencias enviar a: webmaster@laplegariadeunpagano.com |
| La plegaria de un pagano ™ © ® 2007 - 2012 | licencia creative commons 3.0 | algunos derechos reservados |

Versión para teléfono movil Foro Sugerencias Twitter Facebook Facebook