La mayor guerrilla izquierdista de Colombia planea ejecutar un atentado contra la vida del ex presidente Alvaro Uribe, quien impulsó desde su Gobierno una ofensiva militar que debilitó a los rebeldes, dijo el lunes el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera.

El funcionario indicó que la información con el plan para atentar contra Uribe, quien gobernó entre el 2002 y el 2010, se encontró en una de las computadoras halladas en el campamento del jefe militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), alias el Mono Jojoy, muerto hace casi dos semanas en un bombardeo.

“De la primera información que se desprende de estos computadores se advierte una clara intención de utilizar planes criminales para atentar contra la vida del ex presidente Alvaro Uribe Vélez”, aseguró Rivera en una conferencia de prensa.

“El ex presidente Uribe ha sido ya informado sobre la existencia de esos planes por parte del señor presidente Juan Manuel Santos, él está al tanto de estos planes criminales en contra de su integridad, en contra de su vida”, agregó.

Rivera anunció que el Gobierno tiene la determinación de brindar las medidas de seguridad y protección a Uribe para que pueda seguir desarrollando sus actividades políticas en el país.

Uribe, quien la semana pasada anunció que participará activamente en la política colombiana para las elecciones regionales del 2011, estuvo al frente de una ofensiva militar que debilitó a las FARC y las obligó a replegarse a apartadas zonas montañosas y selváticas.

Las FARC perdieron en medio de esa ofensiva a varios de sus comandantes, como Raúl Reyes, Tomás Medina Caracas y Martín Caballero, mientras que miles de sus combatientes desertaron.

Pero la guerrilla, que dice luchar por imponer un sistema socialista en un país con casi la mitad de sus 44 millones de habitantes sumidos en la pobreza, aún mantiene la capacidad de perpetrar ataques de gran impacto en remotas regiones selváticas y montañosas estratégicas para el narcotráfico, e incluso en centros urbanos.